21 sept. 2013

bosquedeluciernagas: Te hablo a ti, amor.

bosquedeluciernagas: Te hablo a ti, amor.Vamos. Vayamos ahora y hagamos lo que el viento fuerte hace en los oídos. En los oídos cuando estallan. 

Le dijo suave.

Escucha…Crac. Rompamos con esto que hay. 
Crac. Desquiciémonos antes de que todo vuelva a empezar. 

Y se vistió pensando en eso que al empezar uno se olvida.

Vayámonos. Vayámonos antes de que terminemos arrancándonos estas ganas indebidas.

Ilegales. 
Mal educadas. Innecesarias. Incorrectas.Injustas. 

Anarquistas. Sobre todo anarquistas.

Frente a frente, ahora.

Escapemos ahora que podemos del ritual de lo habitual. De los modales que te abrazan, que te asan. De la certeza que aplasta. De las convicciones arrugadas en tu cara sin arrugas. 

De la seguridad de lo aprendido que no sirve para creer todo lo que uno tiene que hacer. De lo evidente que ya viste y vestiste. De la verdad que miente y lo contrario que te gusta.

De lo autentico que es auténticamente plástico. De todas las cajas. De la certidumbre que apalanca. De la exactitud de lo observado. De la persuasión. De lo conocido. Del convencimiento social de estas líneas dibujadas que no te llevan al guirigay de estas ansias que hoy te comparto. Amor. 

Estas que dicen saltemos.
Saltemos. 
Bailemos. 
Sudemos. 

Gritemos. Escapémonos hoy. Hoy y ahora. Vamos y vivamos este apetito tan inquieto de ser cuando lo habitual deja lo del ritual. Nos vamos Amor. 

¡Ahora!


Luciana Salvador Serradell

No hay comentarios:

Publicar un comentario