25 ago. 2012

SEX COMIC VINTAGE 5 by Joan de Vil


Evidentemente acostumbrado a los comics franco-belgas de aventuras en los que el sexo o el erotismo brillaban por su ausencia –¡todo Tintín en mi cabeza, la Castafiore! Alix y Enac! Blueberry un día encontró a Chihuahua Perl!, …no más-.

Donde la aventura y el compañerismo masculino  priman -sombrías sospechas de homosexualidad-,  el planteamiento argumental del Corsario de Hierro o de Conan, -salvando las distancias- está cargado de referencias sexuales tanto explicitas como implícitas.



Los Relatos Salvajes de la Marvel comenzaron a publicar historias en las que el erotismo quedaba patente a través de las aptitudes de los personajes, la ambientación, las chicas insinuantes ligeras de ropa. Violencia salvaje y deseo contenido, insinuaciones de trato sexual. Sexo y fantasia, otro tándem interesante.
Conan y Drácula seguían esta pauta.
Pero el Drácula que realmente me excitó en aquella época fue una historia de Neal Adams en la que se narra cómo Dracula se convierte en vampiro. Evidentemente las imágenes de la hammer de las películas de Dracula también flotan en mi cabeza… Pero no las dejemos entrar, no es el caso.
De Conan,  las magníficas portadas de Frazetta, Boris Vallejo… el dibujo de Barry Windsor-Smith, Alfredo Alcala, Neal Adams o Jonh Buscema…

Y como buen coleccionista adicto al sexo gráfico, incluí al bárbaro en mi biblioteca. No hay tanto sexo en los comics de Conan como cabría esperar, pero se intuye, se masca en el ambiente. La sangre, la violencia y la carnalidad  fluyen por sus páginas, independientemente del artista que le de vida, aunque tengo mis preferidos: Barry Windsor-Smith y Alfredo Alcala.

A mí, las historias de Conan me trasladan siempre a un mundo onírico, donde la magia, el erotismo y la aventura más escalofriante son posibles. Aunque si puedes leer los relatos auténticos de Howard, mejor que mejor.
Porque realmente es difícil construir una historia con solo sexo. Hace falta algo más, pasión intriga, aventura, misterio… Como la vida misma.
CONTINUARÁ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario